2. La etiqueta FONT.

Las etiquetas de los apartados anteriores permiten modificar ciertos aspectos de la apariencia del texto de una página, pero ¿es suficiente?. Cuando el WWW se hizo más y más popular y la apariencia de las páginas comenzó a adquirir la importancia actual se hizo evidente que no.

Para poder controlar en mayor medida aún la apariencia del texto se creó la etiqueta FONT. A continuación se explicarán sus virtudes, aunque cabe destacar que actualmente existe una alternativa mejor: las hojas de estilo en cascada o CSS que será tratada en los últimos capítulos del curso.

2.1. Cambiando el tamaño del texto.

La etiqueta FONT permite tener un gran control sobre el tamaño de un texto. Este tamaño se especifica con su atributo SIZE y afectará al texto que encierren la instrucción de inicio (<FONT SIZE="">) y de fin (</FONT>).

La forma de especificar el tamaño del texto consistirá en darle el valor deseado al atributo SIZE, si bien hay dos formas de hacerlo:

  1. La primera de ellas es indicar un tamaño absoluto de 1 a 7. Correspondiendo 7 al tamaño mayor y 1 al menor. El tamaño por defecto del texto es el equivalente al número 3. Veamos un ejemplo:

    	    Esto es texto normal 
    	    <FONT SIZE="6"> 
    	    y esto es grande
    	    </FONT>
    	  

    En la figura 3.7 podemos ver una comparación de todos los tamaños.

    Figura 3.7. Ejemplo de uso de la etiqueta FONT y su atributo SIZE para cambiar el tamaño del texto.

  2. La segunda consistirá en indicar un tamaño relativo respecto al que haya por defecto. Por ejemplo, para poner un tamaño 6 y suponiendo un tamaño por defecto 3 se usaría:

    	    Texto de tamaño 3 
    	    <FONT SIZE="+3"> 
    	    Tamaño 6 
    	    </FONT>
    	  

    Es necesario hacer notar que el aumento de tamaño se tomará siempre respecto al que se tenga por defecto (y que será 3 mientras el usuario no cambie las preferencias de su navegador), por tanto anidando varias etiquetas FONT no se irá aumentando el tamaño del texto como ocurría con la etiqueta BIG. Por ejemplo:

    	    Texto normal (tamaño 3), 
    	    <FONT SIZE="+1"> 
    	    Texto de tamaño 4 ,
    	      <FONT SIZE="+1">
    	        este texto sigue teniendo tamaño 4
    	      </FONT>
    	    </FONT>
    	  

En la figura 3.7 se puede ver un ejemplo de ambos modos de uso.

Figura 3.7. Ejemplo de uso de la etiqueta FONT y su atributo SIZE para cambiar el tamaño del texto.

Nota

Cuando se indica el tamaño del texto usando el método relativo (+n o -n) será necesario usar comillas. Aunque algunos navegadores podrían entender el valor aunque no se usen la única manera de estar seguro de que la visualización será correcta en todos ellos será entrecomillar el valor dado al atributo SIZE.

Conocidos estos dos métodos es el momento de introducir una nueva etiqueta muy relacionada con FONT: la etiqueta BASEFONT. Esta permite modificar el tamaño por defecto del texto de la página Web. Su modo de uso es el siguiente:

	<BASEFONT SIZE="n">
      

Donde n es un número del 1 al 7 (por defecto vale 3) y las comillas son obligatorias. Podemos observar como esta etiqueta está formada por una única instrucción cuya función será modificar el tamaño de todo el texto a partir de su inclusión. La única excepción que escapa al efecto de esta etiqueta son los encabezados, que mantienen su tamaño.

En general cuando se usa esta etiqueta se introduce como la primera después de <BODY>, no usarla es lo mismo que usar <BASEFONT SIZE="3">.

A continuación se incluyen dos ejemplos con distintos tamaños de letra por defecto:

	<BASEFONT SIZE="3">
	Esto es texto de tamaño 3, 
	<FONT SIZE="+3"> 
	esto es de tamaño 6, 
	</FONT>
	<FONT SIZE="+4"> 
	y esto es de tamaño 7
	</FONT>
      

Como se ve, para hallar el tamaño de un texto hay que sumar el tamaño relativo (+3 o +4 en este caso) al tamaño por defecto del resto del texto (en este caso 2). Otro ejemplo más:

	<BASEFONT SIZE="4">
	Esto es texto de tamaño 4, 
	<FONT SIZE="+3"> 
	esto es de tamaño 7, 
	</FONT>
	<FONT SIZE="+4" 
	y esto sigue siendo de tamaño 7
	</FONT>
      

En este segundo ejemplo se ve, además, que en ningún caso se puede conseguir un tamaño superior a siete. De igual manera nunca se puede poner un tamaño menor que uno.

En la figura 3.8 podemos ver ambos ejemplos.

Figura 3.8. Los tamaños del texto que hallamos modificado usando el método relativo se calcularán a partir del al tamaño por defecto del texto normal, pero sin pasar nunca de 7.

2.2. Cambiando el color del texto

Con otro atributo de la etiqueta FONT: COLOR se puede cambiar el color del texto con la misma facilidad con la que hasta ahora se ha cambiado su tamaño. En un principio la única forma de indicar un color consistía en usar un código hexadecimal de la siguiente manera:

	<FONT COLOR="#RRGGBB">
      

Dónde hay que sustituír RR por dos números hexadecimales que indican la cantidad de rojo (desde 00 que es ausencia de color a FF que es máxima cantidad de color), GG por otros dos que indican la cantidad de verde y BB por dos que indican la cantidad de azul. Combinando estos tres colores en diferentes proporciones se pueden crear hasta 16 millones de colores. Este sistema suele parecer ligeramente complicado en un principio, pero con la práctica o con ayuda de herramientas gráficas de selección de colores se convierte en un método bastante sencillo e increíblemente potente.

Existe un segundo método de indicar el color que sin duda le resultará al lector más sencillo. Este método consiste en poner como valor de COLOR el nombre del color en inglés. Los colores aceptados son: Black (negro), white (blanco),green (verde), maroon (marron rojizo), olive (verde oliva), Navy (azul marino), purple (violeta), red (rojo), yellow (amarillo), blue (azul), teal (verde azulado), lime (verde lima), aqua (azul claro), fuchsia (fusia), silver (gris claro). Aunque además de estos existen otros valores, no son soportados en todos los navegadores.

Y la forma de usarlas queda clara en el siguente ejemplo:

	<H1>
	<FONT COLOR="FUCHSIA">
	Colores en el Web
	</FONT>
	</H1>
	ya podemos decir que sabemos poner colores en las páginas Web,
	<FONT COLOR="green">
	verde
	</FONT>,
	<FONT COLOR="blue">
	azul
	</FONT>
	<FONT COLOR="red">
	rojo
	</FONT>, 
	etc. Ninguno se nos resiste.
      

cuyo resultado podemos ver en la figura 3.9 :

Figura 3.9. Gracias a la etiqueta FONT y a su atributo COLOR nuestras páginas tomarán un colorido totalmente diferente.